raulgalera

De vez en cuando escribo y eso.

Cómo cambié mi trabajo de oficina por uno remoto

El de la foto soy yo en un lugar remoto. Pero en ese momento no estaba trabajando.

El de la foto soy yo en un lugar remoto. Pero en ese momento no estaba trabajando.

Este artículo se publicó originalmente en The Wayward Road en inglés.

Hace cosa de un mes, dejé mi trabajo en Planet Expat. Después de casi dos años trabajando con ellos en Santiago de Chile, decidí que era hora de irme. Llegamos a un acuerdo a través del cual estaría trabajando desde casa. Sin embargo, apenas un mes y medio después decidí que no me convenía y prefería salir a buscar otras opciones.

Así que comenzó mi búsqueda. Sabía desde el principio que, dado lo que buscaba (trabajar remoto) no podía ponerme a mandar CVs a mansalva, sino que tenía que hacerlo bien. Tampoco quería trabajar para cualquier empresa. Había tenido una muy buena experiencia en Planet Expat y no quería estropearlo todo trabajando para una empresa que no me motivara.

Empieza la búsqueda

Por lo tanto, mis condiciones eran: 1) Quería trabajar en business development o ventas  para una startup 2) Tiene que darles igual donde esté yo.

Empecé a hablar con amigos, antiguos clientes… pero no saqué apenas nada en claro. Así que usé la misma estrategia que había utilizado en Planet Expat para atraer decenas de socios comerciales: cold emails.

Para el que no está familiarizado con el concepto, el cold email es básicamente enviar una persona a la que no conoces y que no está esperando que te pongas en contacto con ella. Lo mejor de trabajar para startups es que al ser equipos mas pequeños que en grandes empresas y tener una jerarquía mas plana, las decisiones se toman de forma más rapida. Por ejemplo, a la vez que me fui de Planet Expat se fue tambien una compañera que llevaba casi el mismo tiempo que yo en la empresa. Ella por su parte se volvió al mundo corporativo de donde venía. Su proceso de selección tuvo 7 entrevistas a lo largo de dos meses. ¿El mío? 2 entrevistas y 3 semanas desde que envié el primer mail.

Primer contacto

Me metí en la sección de jobs de AngelList, seleccioné “remote” y “sales” y boom, ya tenía una lista enterita de empresas a las que contactar. Antes de ponerlas en mi lista me aseguraba de entender bien a qué se dedicaban y juzgar si encajaban con lo que yo buscaba o no. Hice un google excel rapidito para llevar control de las empresas a las que contactaba y las respuestas que iba recibiendo.

El segundo paso es Linkedin: ¿Quién tiene poder decisión aqui? CEOs, COOs, HR Managers… nadie estuvo a salvo de recibir un email mio. Normalmente es fácil adivinar los mails (nombre@empresa.com). Un mail en el que explicaba por qué quería trabajar con ellos y al final del email, lo que se llama un “call-to-action” (perdón por tanto inglés). Básicamente, proponerles hablar por Skype o por teléfono y ver cómo podríamos encajar.

Postular a un empleo (o buscar un cliente si eres freelancer) requiere tiempo. Para cada una de las postulaciones que hagas. No puedes pretender enviar un mail genérico a jobs@empresa.com sin ni siquiera tomarte cinco minutos en leerte la web y que te lluevan las ofertas. Lo primero, es que nunca enviaría un CV a un correo de jobs@loquesea.com. Esas bandejas de entrada están siempre llenas de mensajes sin leer y las personas encargadas de revisarlas no tienen apenas tiempo para ello. Sin embargo, si lo envías a un gerente que no se encarga de revisar CVs como parte de sus tareas diarias (CEO, COOs son la clave) pueden pasar tres cosas:

  1. Que te ignoren. Pero también te lo puede hacer el becario encargado de leer CVs y hacer el primer filtro básico
  2. Que se lo envíen al encargado/a de RRHH. En este caso, la orden viene de arriba así que te aseguras que el de RRHH pasa unos segundos mas en leer tu CV que el resto.
  3. Que le entres por los ojos al gerente/fundador y te diga de hacer un Skype

Para ello lo importante es llamar la atención. Y llamar la atención no es hacer un CV con colores y un diseño con miles de colores, iconos y fuentes originales. Normalmente esos suelen esconder un contenido escaso. Llamar la atención es básicamente demostrar que sabes de lo que hablas. Para ello:

  • Demuestrales que sabes de qué se trata su producto y quienes son sus clientes
  • Proponles brevemente implementar alguna estrategia que te haya funcionado antes (puede ser un tema de conversación en la entrevista, no vendas humo)
  • Lee algún caso de estudio que tengan publicado en la web y haz algún comentario (primer párrafo de mi mail)
  • Menciona algunas métricas interesantes que hayas registrado en el pasado relacionadas con tu actividad

Una vez que ya estás metido en materia y la persona leyendo tu mail puede entender que sabes mas o menos de lo que hablas y que puedes ser interesante para la empresa, cuenta algo mas sobre ti. Pero no copies-pegues tu currículum. Cuenta en qué ofertas estás interesado (si es que tienen ofertas publicadas) qué eres experto, cuales son tus puntos fuertes y qué has estado haciendo últimamente. Un par de líneas es suficiente.

Después, haz referencia a donde pueden encontrar mas información sobre ti (adjuntar el CV es opcional, el enlace de Linkedin debería ser suficiente) y propón hablar por teléfono o Skype (café si estáis en la misma ciudad). Esto ocupa mis últimas lineas del mail.

Si bien es cierto que mi primer lugar de búsqueda fue AngelList, muchas de las empresas de mi lista son empresas que simplemente me gustaban y que a lo mejor no tenían ofertas publicadas. Igual había sido cliente suyo, o había usado su software, o simplemente me parecía interesante lo que hacían.

Estos casos son incluso mejores, ya que al no tener ofertas publicadas no reciben cientos de candidatos, tu aplicación se tiene mucho mas en cuenta. Ademas, si ya conoces el servicio/producto, puedes comentar qué te gusta de él con mayor conocimiento de causa. Lo importante es tu posicionamiento como candidato: no presentarte como alguien más buscando trabajo sino como alguien que viene a resolver un problema.

Segundo contacto

Cuatro días después de enviar el mail recibí una respuesta por parte de la empresa. De hecho, no fue la única:

Nota: Hay una serie de add-ons para Gmail que te permiten ver quién, cuando y desde qué dispositivos abren tus emails. Esto nos va a servir para mas adelante. Un ejemplo es Hubspot Sales, cuya versión gratuita funciona bastante bien.

La verdad es que afortunadamente no me hizo falta buscar demasiado. Solo contacté a 14 empresas (principalmente CEOs y gerentes de RRHH). De los cuales, 12 abrieron mis mails y a 6 de ellos les pareció relevante para decirme “Vale, hablemos” o “Lo siento, no tenemos nada. Suerte”. Tras esas entrevistas con 4 empresas, 1 me dijo que que lo siento, pero no; 1 me dijo que vale pero que les hacía falta alguien con mas experiencia (me pasaron la descripción del puesto y hubiera sido perfecta para mí dentro de cinco años) y dos me hicieron ofertas.

¿Lo mejor de buscar un trabajo remoto? Que no hay fronteras, literalmente. De estas entrevistas que hice, solo dos de las empresas estaban ubicadas en Europa.

Si vale -estarás pensando- me alegro mucho por ti, Raúl. Pero ¿qué hacer cuando alguien no te contesta?. Para los que trabajamos en desarrollo comercial o ventas, la respuesta es rápida: insistir. Un silencio no tiene por qué significar un “no”. ¿Cuántas veces se te ha olvidado contestar a un mensaje de un amigo tuyo? Ahora imagina cuando recibes cientos de mails al día, mensajes de whatsapp, slack… Además, si aún no tienes un “no”, ¿por qué parar? Trata a tu futuro empleador como tratarías a un posible cliente: intenta que te conteste, intenta entender que necesidades tiene y averigua como tú puedes ayudarle con ellas.

Un mail rápido tipo:

Hola [nombre]

Te escribo con respecto a mi candidatura para el puesto de [nombre del puesto] en mi anterior correo. Creo que mi perfil puede encajar bien con lo que estáis buscando y me encantaría formar parte de vuestro equipo.

Si aún sigues buscando candidatos, me gustaría hablar contigo para saber mas del puesto y ver cómo podemos trabajar juntos. Mi teléfono es [número] y mi Skype es [nombre].

Saludos,

Nota: Aunque parezca poco formal, en según que ambientes un “Hola Juan” queda mejor que un “Estimado Sr. Martinez”. Da mayor sensación de cercanía y puede inclinar la balanza a que abran y lean tu email.

¿Y qué hacemos si seguimos sin respuesta? Aquí es donde puede entrar en juego la herramienta que comenté anteriormente para seguir tus emails. Estas herramientas te permiten recibir notificaciones cada vez que alguien abre tu email e incluso si hace click en algunos de los links que les hemos enviado. Esta herramienta es muy poderosa a la hora de decidir cuando insistir. Si alguna de estas cosas ocurren, significa que es un buen momento:

  • Si abren tu email varias veces a distintas horas.
  • Si abren tu email desde un ordenador, y posteriormente, desde su smartphone. Si lo abren desde un ordenador significa que lo han abierto desde su escritorio. Si posteriormente lo abren desde el movil es muy probable que estén en su tiempo libre. Es muy buena señal.
  • Si miran tu perfil de LinkedIn y después vuelven a abrir tu correo. Normalmente un vistazo rápido debería ser suficiente para determinar si les mereces la pena o no.
  • Si lo reenvían a alguien de su equipo.

Activar las notificaciones de HubSpot sales te ayuda a saber en tiempo real la actividad de tus mails. Enviando un mensaje un par de minutos después te aseguras que llega en el momento preciso, cuando te están teniendo en mente.

En cuanto al número de veces en las que insistir, la verdad es que cada caso es distinto. Antes de empezar a usar un software de seguimiento de emails, insistía a ciegas. Ahora siempre analizo cada caso de forma distinta, en función de la actividad que ha tenido mi email. De todos modos, tengo otras estrategias, que ya iré comentando mas adelante.

 

Si has llegado hasta el final del artículo es porque estás pensando en trabajar en una startup o empezar a trabajar de forma remota. Si no tienes contactos, necesitas de ayuda con tu CV, plantillas de email o directamente no sabes por dónde empezar, escríbeme y hablamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17 septiembre, 2016 por en Artículos.

Navegación

Mas info:

Anuncios

Introduce tu correo electrónico y recibirás notificaciones en tu email / Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 6 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: